sábado, 4 de febrero de 2012

Esencia

Como halo ardiente
que cataliza mi sentir univalvo
anillo que esposa
mi esencia peculiar
El Abrazo que me ciñe
traiciona el instinto
que guía mis pasos
Me desvivo en el verbo
que amputa mis ansias
desoyendo la razón
que el propósito esboza
Entumeciendo el trazo simple
que el camino requiere
el vagar fácil y alegre
del que sin temor avanza
Dame una estela
de estrellas, que señalen
el rumbo seguro
La savia viva
que impulse el latido
hasta las rojas nervaduras
que entornan mi entraña
La caricia sincera
que fecunde estremecida
el orgasmo de la primavera
La marea envolvente
porosa, tegumento cálido
que mi mente ensueñe
Como halo ardiente
que catalize mi sentir univalvo
anillo que espose
mi esencia peculiar

3 comentarios:

  1. Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar

    Quien piensa en ganar, lleva ya un paso adelante

    Sigmund Freud.
    Conoces tu alma a través de tus poemas y eso te eleva en tu espiritualidad y forma de vivir profundamente. Haces VIDA a traves de tu rima.
    Baixo un castanho

    ResponderEliminar
  2. Querida Pescantina hace tanto viento…
    Hace tanta soledad que el cuerpo intangible
    no encuentra el punto de fuga de la caricia

    El amor infierno y paraíso
    se aviva con el viento.
    recapacitas es tu soledad desamparada

    Miras tras os cristales de tu alma
    y rememoras las caricias.
    Donde no vale la razón, manda el corazón

    Desde mi casita del viento
    Esteban Mediterraneo.

    ResponderEliminar
  3. Haces una espiral con los sentimientos
    a la manera de una concha de caracol
    y te encierras en tu espacio
    silencioso
    El viento te recuerda que respiras
    que es vital el aire
    que las olas no cesan en su espuma
    y vuelven a nacer en cada suspiro de luna
    La soledad se alia en el desamor
    Pero es un error, dejarse arrastrar
    en la desilusión
    Desperdiciamos en lamentos el poco tiempo
    que nos concede la vida.
    Plantemos cara al viento
    empapemonos con la espuma
    y toquemos el alba
    de puntillas
    con la punta de los dedos
    y los labios húmedos..

    ResponderEliminar

Gracias por visitar este espacio y compartir tu opinión